Para ella

21 marzo, 2015 at 13:20

¿Debería cambiar mi tono de pelo antes de la boda?

Es bastante común que quieras hacer cambios en tu imagen ahora que necesitas lucir espectacular en tu día especial, no obstante las modificaciones drásticas son terreno complicado ya que, o bien te convierten en supermodelo o te dejan añorando aquello que solías tener.

 

Cambiar o no cambiar: he ahí el dilema

Pese a que pueda parecer un auténtico dilema shakesperiano, pero la verdad es simple. Mejor dile no a los cambios de pelo drásticos. Si te quieres cortar el pelo para lograr un determinado look o si quieres cumplir tu sueño de pasar de brunette a rubia o a pellirroja, trata de pensar de una manera objetiva y déjalo para después. Considera que si algo sale mal o si descubres que el cambio definitivamente no es para ti, realmente se te complicará cumplir con tus responsabilidades, además de que te recargará de estrés y te impedirá disfrutar de tu fiesta.

Entonces, ¿no debería ni siquiera cambiar mi tono de pelo?

Lo mejor es hacerte un retoque de color y recortar las puntas, pero si quieres algo más notorio, hazte unas luces o reflejos leves o córtate el fleco cuidando que quede lo suficientemente largo como para poder recogerlo si no te gusta como luce el día de la boda.

Imagen cortesía de www.rcero-celje.si. Todos los derechos reservados.

Comments are closed.