La Fiesta

21 mayo, 2015 at 12:48

Una boda musical

Imagen cortesía de bodadiez. Todos los derechos reservados

Si llevas la música en la sangre y has decidido que tu boda sea de este estilo te proponemos una idea que de seguro le encantará a tus invitados.

Después de haber organizado las mesas, sabiendo el orden como se sentarán los comensales, coloca en el centro de mesa una tarjeta con el nombre de una canción en cada una. Puede ser elegida de forma aleatoria o si conoces el gusto de los asistentes que se sentarán en cada mesa puedes elegir una canción en particular.

¡Hora de bailar!

Luego de pasar el rato, puedes comenzar a colocar cada una de las canciones que están anotadas en las mesas, pero has de anunciar que los integrantes de la mesa que deben bailarla. Por algo es una boda musical.

Es tu decisión si quieres avisarle con tiempo para que ellos preparen una mini coreografía o si prefieres que sea sorpresa. Por supuesto, si algunos preparan una coreografía, mucho mejor para el espectáculo, será un momento divertisoque nadie olvidará.

La idea es que todos participen, siempre hay personas más tímidas que no querrán animarse pero puedes motivarlos con un pequeño premio a la mesa que no deje a ningún invitado sentado.

Piensa que todo el mundo tiene derecho a disfrutar en tu boda, lo cual incluye tener en cuenta a toda la franja de edad de los asistentes, tanto niños como ancianos. Procura elegir músicas que no desentone mucho ni suponga una exclusión. Por ejemplo, si pones música de bacalao, los más mayores probablemente no podrán bailar. Puedes optar por una música más adaptada o hacer diferentes turnos con distintos bailes. Tendrás una boda musical con encanto.

Comments are closed.